img esimg en

EFECTOS DEL BREXIT: IMPUESTO DE NO RESIDENTES EN ESPAÑA

Foto EFECTOS DEL BREXIT: IMPUESTO DE NO RESIDENTES EN ESPAÑA

Si usted tiene la condición de no residente en España y es propietario de un inmueble en este país, está sujeto al Impuesto sobre la Renta de los No Residentes.

A partir del 1 de enero de 2021, el tipo de gravamen aumentará del 19% al 24% para los contribuyentes británicos como consecuencia del acuerdo de retirada de la Unión Europea. Además, ningún gasto podrá deducirse de los ingresos recibidos.

¿Cómo se calcula el impuesto?

Los ingresos que se declararán serán el importe total recibido del inquilino, deduciendo los gastos en el caso de que resida en otro estado miembro de la Unión Europea, Islandia o Noruega y siempre que presente un certificado de residencia fiscal.

Para esos contribuyentes, cualquier otro gasto relacionado con la propiedad (como suministros de agua y electricidad, IBI, intereses hipotecarios o la depreciación del edificio) también puede deducirse, pero en proporción a los días en que la propiedad ha sido alquilada.

Una vez obtenido el beneficio de alquiler, el importe del impuesto a pagar se calcula en un 24%, o 19% para aquellos contribuyentes residentes en otro país de la Unión Europea, Islandia o Noruega.

Los residentes de fuera de la Unión Europea que alquilen una propiedad en España no pueden deducir ningún gasto. Deben pagar impuestos sobre el ingreso total.

Tenga en cuenta que lo anterior es de acuerdo con la actual ley fiscal y acuerdo de retirada de la Unión Europea. Puede suceder que se firme un acuerdo especial entre España y el Reino Unido y que el Reino Unido tenga el mismo tratamiento fiscal que Islandia y Noruega.

Nuestra propiedad está en nombres conjuntos, ¿eso significa dos formas?

Sí, cuando una propiedad es propiedad de varias personas, cada uno de ellos es un contribuyente independiente y, por lo tanto, deben presentar declaraciones de impuestos por separado.

Únicamente alquilo la vivienda por temporadas, y no la tengo alquilada durante todo el año completo

La legislación fiscal española exige que los propietarios no residentes de propiedades en España tengan que pagar impuestos incluso durante el período en que la propiedad no ha sido alquilada. Su cálculo se basa en el valor catastral (que se indica en el recibo IBI) y se presenta con un año de atraso, por lo que la fecha límite para enviarlo es el 31 de diciembre del año siguiente.

Por supuesto, si ha alquilado la propiedad durante cualquier período del año, se tendrá en cuenta para calcular este impuesto, ya que se paga solo por los días en que la propiedad ha estado a disposición del propietario.

Comparte la noticia